Este soy yo

Mi foto

¿Por qué no disfrutar de estos momentos, que son tan pocos, que viven en ti y te dan esa energía que necesitas, para luchar en la vida por lo que quieres?

¿Por qué no sonreírle a la vida?

¿Por qué no rodearme de AMOR, así la vida la veo de otro color, y las penas son menos y los dolores se curan más rápido?.

A veces, lo más bueno de la vida, no es lo mas bello: es lo que se AMA. A veces, es bueno decir estas palabras

domingo

Un día de lluvia


Esto lo escribí un día de lluvia, espero que te guste:

Tengo la suerte de poder contemplar desde mi ventana los campos con el color verde de las hojas de las chufas que ya empiezan a crecer y los marrones que esperan ser abonados y cultivados. Hoy ha llovido, ha venido una negra nube queriendo refrescar el día que hoy ha sido caluroso. Por una parte podría maldecir que ayer limpié los cristales de mis ventanas que no son pocos (4 cristales por cada hoja de la ventana), pero no; me encanta observar la lluvia, además he abierto el balcón para acercar las plantas hacia ella y observar como llueve, me encanta el olor que deja, el frescor que se nota en un día caluroso y ese ruido que solo lo sabe hacer ella, la lluvia.

Me atrae y observo como los charcos que se van creando crean esas burbujas como significando que aun durará. Que momento más relajante.

Después cuando el sol se despedía era curioso el contraste de colores. Al fondo observo el color gris mezclado con lo anaranjado del sol queriendo descubrirse con sus últimos rayos entre las nubes de dos tonos de gris claro y oscuro y abajo el verde y marrón de los campos. Que cruce de colores más hermoso.

Cuando he bajado a pasear con mi perro (seguro que Dino desde donde esté recuerda esos momentos) he podido notar ese olor característico de la tierra mojada y los cantos de los pájaros que se habían escondido mientras llovía.

Los amaneceres son bellos, sí, pero las puestas de sol parece que dicen más. Son momentos en los que me gusta reflexionar y pensar mucho. Son momentos que me dicen cosas de mí mismo. La vida es como un amanecer Lo que al inicio es precioso, al final llega a ser plenamente hermoso. La vida es un instante que pasa y no vuelve. Comienza con un fresco amanecer, y como un atardecer sereno se nos va, y de nosotros puede depender que el sol de nuestra vida, cuando se despida del cielo llamado “historia”, colorear con hermosos colores su despedida. Colores que sean los recuerdos bonitos que he hemos tenido en ese día.

Cuando va cerrando sus párpados el día, empiezan a asomar sus ojitos luminosos las estrellas.  Esa es otra historia…. La noche


2 comentarios:

  1. peazo de blog me ha encantado es diferente ademas Dino no muerde...felicidades Juan
    tu amigo
    ROSSI

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Yo soy una enamorada de la lluvia!! <3, de la lluvia y de todo lo que hay en la tierra y en la naturaleza, por arriba y por abajo...las cosas naturales que a diario suceden en nuestro planeta son motivo suficiente, aunque sean un ratito, para ponerme contenta. Sin embargo mi querido Juanca...la lluvia del lunes en Ibiza no me permitió disfrutar de esa forma tan sosiega y reconfortante que nos cuentas. Mi casita es vieja y con algún que otro achaque y cayó de tal forma y en tal cantidad que pasé la noche desmantelando mis armarios de la cocina para rescatar baldes, cacerolas, barreños y demás cacharros porque el tejado era un colador. En fin, serafín!! dicho esto, te doy las gracias por recordarme que siempre es un placer ver llover, escuchar el agua caer y oler la tierra y dejar abrir los pulmones y el corazoncito. <3. Un besote Juanca, gracias por escribir relatos tan sencillos y hermosos. ¡¡y que siga la lluvia!! jajajajaja

    ResponderEliminar